Cargando...
Membresia Freewall

Tips Decorativos

Los cuadros son un factor fundamental en tema de decoración. Son la identidad de los espacios; definen un estilo propio y crean ambientes. No existe ningún complemento que vista mejor las paredes y hable mejor de tu forma de ser que los cuadros. Por ello es importante que los miembros de la casa u oficina se identifiquen con los cuadros, ya sea por su estilo o temática.

En Free Wall, sabemos la importancia de la elección de los cuadros en la decoración de un lugar. Por ello surgimos para brindarte un espacio donde crees cuadros con imágenes propias o con imágenes de nuestro Banco con gusto, a tu gusto, medida y estilo.

Existe una gran variedad de estilos y formatos para crear ambientes y personalizar espacios. Anteriormente lo clásico en cuadros eran bodegones, réplicas de obras artísticas, paisajes, etc. Actualmente, la temática ha evolucionado. Es decir, se han agregado distintos elementos como son: formas abstractas, frases motivacionales, números, letras, fotografías familiares, enmarcado de espejos, telas, marcos sin imágenes, etc. que, sabiéndolos combinar podemos crear un estilo y espacio único y personalizado.

         

La primera clave para elegir un cuadro es establecer una relación armónica entre los cuadros y la decoración. ¿Cómo? Tomando en cuenta los colores de la estancia, el estilo de decoración y la identificación del cuadro (es decir, que hable de nuestra personalidad). La combinación de estos 3 puntos es imprescindible para realizar una buena elección. Debe de existir coherencia y reforzar el estilo.

Respecto a la distribución puede ser bastante libre. No tiene por qué ser tan estructurada, puedes hacerlo de manera espontánea. Pero eso sí, te recomendamos que no hagas la  decoración con cuadros sobre la marcha. Diséñala con anticipación; te será más fácil y no tendrás equivocaciones.

Date el tiempo para reflexionar: qué estilo te gusta, qué tiene que ver con tu historia, qué recuerdos te trae, cuánto se relaciona con tu filosofía de vida, qué valor afectivo tiene, si hace referencia a gustos y actividades personales, si pertenece a algún autor que admiras, etc. De esta manera irás creando una pared muy a tu gusto y a tu personalidad.

Los cuadros grandes que ocupan gran parte de la pared están de moda, así como colocarlos apoyados encima de un aparador, mesa o estantería.

    

Las composiciones de varios cuadros son ideales cuando cuentas con varias piezas pequeñas resultado de tus recuerdos de viajes, las cuales podrás combinar con fotografías.

En estancias pequeñas se deben emplear pocos cuadros para la  decoración. Es mejor contar con una sola pieza de tamaño mediano, que puede ser un díptico o un tríptico, y de preferencia que no incluya marco para darle ligereza a la pared en la cual vas a ubicarlo.

Las escaleras constituyen un espacio ideal para colocar una composición de cuadros, pero siempre respetando la armonía entre los colores y el estilo de las obras, así como sus marcos. Además, es importante guardar distancia entre ellos para que el efecto final no sea recargado ni desordenado.

En Free Wall, te ofrecemos la posibilidad de crear cuadros personalizados con de fotos de tu familia, que es una tendencia que cada vez ha obtenido mayor protagonismo en los hogares. Elige tus imágenes, elige tus medidas, un tipo de marco o tipo de cuadro y ponte creativo en la decoración de tu hogar.